La puerta

septiembre 20, 2008

La estrepitosa extremidad de la puerta esconde muchos misterios. En realidad, contiene incertidumbre, un vacío inexplicable para aquellos que no han indagado en sus entrañas; es una especie de mar cuya profundidad no se conoce; es el túnel del que no se encuentra una salida palpable, y su luz, a los pasos libérrimos, se va mostrando a la lejanía inalcanzable.

Sus líneas, chuecas, se esparcen por todo el contorno, como todo árbol en el bosque. Las manchas de suciedad son un recuento histórico de su legado: sirve para medir, especuladamente, sus años.

El sonido temible de sus rugidos es como el susurro de un fantasma que sólo es creado por la mente de los escuchas.

Abriéndose lentamente, similar a cuando el aire arrastra las hojas, muestra su incógnita; sus movimientos relucen su vida propia, como si pudiera elegir hacia dónde dirigirse, mostrando de vez en cuando sus ansias de libertad.

Y cuando, por cualquier motivo, se derrumbe, se tirarán consigo muchos recuerdos, historias y aventuras.

Humberto Ankli López Amida

Regresar a Principal

Anuncios

One Response to “La puerta”

  1. Estela Foderé Says:

    El misterio que esconde esa puerta que describes, abre tus propios sentimientos.
    Una placer leerte.
    Me admira la profundidad de tus escritos.
    Felicitaciones y mis saludos cordiales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: