Alba, por Dano Ghiraldo

junio 23, 2009

Eres tan hermosa
como un helicóptero cayendo en llamas
/con toda una tripulación
/de marines estadounidenses;
como los derrumbes bursátiles,
o el repentino estallar de los monóculos en primavera;

como cuando de miedo se crispan las galeras,
y de un amarillo violento y profundo se tornan
/los desesperados ojos de los acaudalados;

como cuando en mil pedazos volando
-cual fugaces y etéreas islas-
las histriónicas embajadas desaparecen;

como un magnicidio a las doce del hartazgo,
o las catástrofes financieras,
como una reforma agraria o,
como cuando con su fugaz aleteo
las calvas cabezas de los burócratas
las mariposas fulminan.

¿Será porque tus labios me recuerdan a
una ancha y carnosa fila de obreros arrimándose
a las cálidas cercanías de una barricada;

o serán tus ojos ardientes como
dos llantas encendidas en medio de
/una avenida principal?

¿O será por la manera en que tu cabellera
suele desplegarse con el viento como
una inmensa bandera negra que
reparte noches a su paso?

O tal vez simplemente sea
porque te amo
como aman las ráfagas de metralla
la piel de los tiranos.

Dano Ghiraldo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: